diumenge, 28 de juny de 2009

Deducció i destrucció de paradigmes: Tot ajuda.


Darwin, durante sus años goliardescos en la universidad, era socio de un extravagante club de glotones, cuya prerrogativa era la de catar en compañía las carnes mas extrañas y, en ocasiones, repugnantes.

En su Autobiografía recuerda haber reunido tres conjuntos de datos para llegar a su descubrimiento.
En primer lugar, los fósiles de animales extiguindos parecidos a especies vivas, como la coraza del armadillo actual que recuerda a la del gliploptdonte: de hecho, durante el viaje comieron armadillos.

En segundo lugar como grupos de animales afines se sustituyen unos a otros desplazándose.
Los primeros restos óseos de una nueva especie resultaron ser los restos de una comida: se percató de que tenía ante el los huesos de una nueva especie de ñandú, más pequeña y posteriormente llamada 'Rhea darwinii' en su honor.

En tercer lugar, la distribución de las especies en las Galápagos...el vicegobernador le describió las variaciones, isla por isla, en los caparazones de las tortugas, de las cuales al parecer se alimentaba regularmente.

Darwin, pràcticamente, se ha comido las tres clases de pruebas más importantes de la evolución: una clase de 'vía gastronómica' hacia el descubrimiento científico.

Del llibre Creación sin Dios, de Telmo Pievani. Ediciones Akal.


Ara que fa dos segles que va neixer un dels esses humans que més a contribuit al coneixement humá, gràcies Charles.

Cap comentari: