dissabte, 28 de gener de 2012

de recomanació sabatina: Granja Dulcinea

La recomanació d'avui al 365bcn, un establiment que porto grabat en la memòria.



 


Cuando H.G. Wells escribió su novela sobre la máquina del tiempo, se olvidó mencionar la que tenemos en pleno centro de Barcelona: la Granja Dulcinea.

Recuerdo como siendo un tierno infante, con las orejas congeladas y la nariz en modo estalagmita, sus taza de xocolata amb melindros era el punto de mayor felicidad de los paseos del sábado por la tarde. Ha pasado el tiempo e incluso nos han robado el verdadero frio invernal (o eso parece) y sin embargo, cuando entro y zambullo el melindro en el chocolate (ahora me lo pido en modo suizo, con nata montada) me transmuto en Marty McFly.

No diga Delorean, diga Dulcinea y póngame otro chocolate, Doc.


4 comentaris:

LA COCINERA DE BETULO ha dit...

Ohhhhhhhhhh i amb una ensaimada quina xocolata més bona, queden pocs llocs com aquesta grahja.
Petons.

el taller de cuina ha dit...

Jo vivia al costat, snif, snif... vull una xocolata!!

josep ha dit...

Quants records!!

Dolça ha dit...

Pocs, pocs... però encara podem trobar perles com aquesta!!

PTNTS
Dolça